El entrenamiento nos estimula a trabajar a un nivel más alto

Jóvenes abogados y pasantes son estimulados mediante entrenamiento

El entrenamiento interno (in-house) es una parte importante de la vida diaria de Brödermann Jahn. Los estudios universitarios sólo preparan parcialmente para las exigencias diarias a las que se enfrenta un abogado que se ocupa de negocios internacionales. Por este motivo, para nosotros es muy importante que nuestros jóvenes abogados y pasantes se perfeccionen. Este perfeccionamiento se realiza tanto en el trabajo diario – normalmente dentro de los equipos de trabajo - como también en los entrenamientos internos. Por ejemplo, los días lunes nos encontramos regularmente para discutir nuevos desarrollos jurisprudenciales y legales. Además, cada pasante o practicante termina su estancia en nuestro despacho con una ponencia sobre un determinado tema jurídico. Esto tiene lugar en el marco de nuestras llamadas “ponencias de almuerzo” („Mittagessenvorträge“). Estamos convencidos de que cada uno puede aprender algo del otro.

Aproximadamente cinco veces al año organizamos un seminario nocturno en el que nuestros socios o expertos externos (jueces, profesores) disertan sobre algún tema jurídico, como por ejemplo, “El arte de la formación de los contratos internacionales”. Estos seminarios concluyen con una cena conjunta.

Cada semana tiene lugar nuestra llamada reunión semanal ("Einsatzbesprechung") en la cual acordamos los proyectos y los grupos de trabajo.

Una vez al año todos los abogados del despacho se encuentran en el campo para pasar un fin de semana de trabajo y entrenamiento.

Para jóvenes asistentes (m/f)

En nuestro manual electrónico tenemos el íntegro know-how del despacho con relación a todos los pasos de trabajo y procesos importantes. Los nuevos asistentes reciben, por medio de nuestro manual electrónico, una primera visión sobre los procesos diarios de nuestro despacho. Preguntas abiertas pueden ser discutidas durante reuniones bisemanales entre los asistentes, socios y asociados.

Además, los asistentes reciben clases de inglés. Inglés es uno de nuestros idiomas de trabajo. Consideramos importante que con entrenamiento y práctica se alcanza un alto nivel de profesionalidad.

A comienzos del año 2009 tuvo lugar un entrenamiento conjunto de todos los asistentes y abogadas/os durante un día entero en la “casa Rissen” en Hamburgo.