Compliance y Corporate Governance

Desde 1990 y especialmente desde el affaire de Siemens en el año 2005/2006, la actitud a nivel mundial y nacional en cuanto a la ética y a los principios en la dirección de empresas se ha modificado fundamentalmente. Para empresarios y empresas ha ganado importancia el respeto de las leyes y la observancia de comportamientos obligatorios. Como resultado de este desarrollo se ha formado una nueva área del derecho: Compliance y Corporate Governance. Esta área junta todas las reglas del derecho que son obligatorias y que deben ser observadas por las empresas en sus relaciones de negocios. Para eso es necesario, frecuentemente, organizar los negocios nuevamente en los correspondientes desarrollos y estructuras. Por ejemplo, para un número de negocios es requerible la incorporación de un departamento de control adicional e independiente para asegurar y documentar que los empleados actúan legitimamente. 

Las empresas que no se comporten de acuerdo a la ética correspondiente corren peligro de perder el permiso para ejercer actividades mercantiles y negocios.

Compliance tiene varias facetas. Éstas incluyen por ejemplo, exclusión de la corrupción, la observancia de los principios antitrust (ningún acuerdo sobre precios), la observancia del derecho de control de las exportaciones, el cumplimiento de las disposiciones aduaneras, la observancia de las disposiciones relativas al medio ambiente como también la prevención del lavado de dinero.